viernes, 2 de noviembre de 2007

Origen de la vida

En las ciencias de la naturaleza, la cuestión de la vida consiste en un estudio especializado en donde se establece la teoría de que la vida evolucionó de la materia inerte hace mas de 4.000, cuando el vapor del agua pudo condensarse por primera vez.

GENERACIÓN ESPONTÁNEA. La vida surge a partir de la no vida.




Este tema también incluye teorías o ideas al respecto de la hipótesis de un posible origen de la vida, que habría sucedido 17.3000 millones de años atrás y fue algo extraplanetario conocido como la teoría de Bin Bang.

Existe varios tipos de observaciones que apuntan a que la vida pudo emerger en condiciones fisicoquímicas pero todavía no se tiene un cuadro razonable completo de cómo es que pudo ser este origen.


Evolución:

La evolución es un proceso continuo de transformación de las especies esto se da a través de cambios producidos en sucesivas generaciones, y se puede ver reflejada en los cambios genéticos y cromosómicos de una población.

A Charles Darwin se le considera como el padre de la teoría evolutiva por selección natural.

Por lo general se le denomina evolución a cambio en el tiempo.

Evolución de las especies

“La teoría de la evolución que postuló Darwin tuvo un enorme impacto en el pensamiento europeo de la segunda mitad del siglo XIX. Los principales argumentos de El origen de las especies, que se publicó en 1859 son”:


1. “Los tipos biológicos o especies no tienen una existencia fija ni estática sino que se encuentran en cambio constante”.


2. “La vida se manifiesta como una lucha constante por la existencia y la supervivencia”.
3. La lucha por la supervivencia provoca que los organismos que menos se adaptan a un medio natural específico desaparezcan y permite que los mejores adaptados se reproduzcan, a este proceso se le llama "selección natural".

4. “La selección natural, el desarrollo y la evolución requieren de un enorme período de tiempo, tan largo que en una vida humana no se pueden apreciar estos fenómenos”.

5. “Las variaciones genéticas que producen el incremento de probabilidades de supervivencia son azarosas y no son provocadas ni por Dios (como pensaban los religiosos) ni por la tendencia de los organismos a buscar la perfección (como proponía Lamarck)”.

“La obra de Charles Darwin sentó las bases de la biología evolutiva moderna. Y aunque actualmente se sabe que las especies han evolucionado a lo largo del tiempo, aún no está muy claro cómo ha sucedido esto”.

Teorías Evolutivas

A lo largo de la primera mitad del siglo XIX las teorías evolucionistas no fueron muy aceptadas pues tanto la dirigencia religiosa como la científica apoyaban “la invariabilidad de las especies”

Según Charles Darwin

Teoría de la descendencia con modificación:

Resumen conceptual

img219/1256/dibujo01uy0.png

· Lamarkismo:

En su teoría Lamarck decía que “ la función crea el órgano” afirmando que, por ejemplo: la jirafa para poder comer las hojas de la parte superior de los árboles tenía que estirar el cuello y las piernas hacia arriba todo lo posible, y que por lo tanto estos órganos se desarrollaron hacia arriba para facilitarle su alimentación. En cambio aquellos órganos que no eran usados tendían a desaparecer.

Su teoría también dice que el equilibrio de las especies estaba relacionado con el equilibrio del medio. Por lo que sí el medio cambiaba las especies tenían que alterar su comportamiento y con ello sus órganos para adaptarse al nuevo medio.

·Fijismo:

La teoría del fijismo fue una crítica contra el Lamarckismo apoyada por la gran mayoría ya que no era fácil percatarse de que el medio condicionase los órganos ni que estos se pasasen de generación en generación. Los fijístas argumentaban su rechazo al Lamarckismo diciendo que los padres sordos no tenían hijos sordos.
Cuvier fue un defensor radical del fijismo pero sus propias investigaciones le mostraban que en el transcurso del tiempo habían existido distintas etapas de una misma especie. Este hecho lo explicó apoyándose en la teoría policreacionista, la cual decía que dios había hecho varias creaciones, que cada una acabó con una catástrofe ( la última sería el gran diluvio universal) tras la cual dios hizo su última creación.

· Darwinismo:

Esta teoría fue publicada en 1958 y un año después Charles Darwin publicó un libro “el origen de las especies” en el cual explicaba su teoría que se basó en cuatro hipótesis.

1ª) Las especies tienden a reproducirse hasta saturar su hábitat.

2ª) La abundancia de seres había una gran variedad no solo fenotipicamente, sino genotípicamente.

3ª) La tercera decía que al haber una saturación del hábitat y una gran variedad en los seres era indudable que surgiesen conflictos.

4º) Sobrevivían aquellos que tenían unos caracteres más aptos.

Estas hipótesis le dieron a Darwin la posibilidad de afirmar que la evolución era una cuestión del azar y que no perseguía ninguna finalidad.

·Mutacionismo:

A comienzos del siglo XX científicos como Hugo de Vries, Lucien Cuenot o Thomas Hunt Morgan redescubrieron unos experimentos realizados por Gregorio Mendel de hibridación de los cuales sacó unas leyes de la herencia, que permitieron a dichos científicos alterar el segundo punto de la teoría darwinista, cambiando la idea de una variación continua por mutaciones.

Esos experimentos sirvieron para descubrir que los seres vivos sufrían dos tipos de mutaciones. Unas no se transmitían por lo que no intervenían en la evolución, mientras que las otras alteraban los genes por lo que sí se transmitían a generaciones posteriores y causaban variaciones en los descendientes. Todos estos hallazgos supusieron un refuerzo a que las variaciones/ mutaciones se producían por azar.


·Neodarwinismo:

Es la teoría adoptada oficialmente por los científicos contemporáneos. Es un a mezcla entre las teorías de Darwin, Mendel, Vries y Morgan, que concluyen en que la evolución es el resultado de la selección natural y las mutaciones.

Esta teoría se basa en “ una gran variedad genética” que quiere decir que a partir de un origen se producen muchas combinaciones genéticas, al azar, que se transmiten hereditariamente y en “ la selección natural” que se encarga de seleccionar los genotipos más aptos y eliminar los menos aptos, decidiendo así qué especies surgirán.
Todo esto nos hace llegar a la conclusión de que la evolución depende de muchos factores externos ( condiciones climatológicas, relaciones entre especies, etc.) y que no todas las especies evolucionan a la misma velocidad.

La evolución es un hecho aceptado mundialmente e indudable, así como hay teorías que explican como sucedió dicha evolución también hay una serie de pruebas que verifican la evolución entre las cuales cabe destacar las siguientes:

Las bioquímicas

Se basan el las semejanzas y diferencias entre las estructuras genéticas de los seres vivos.

Las anatómicas

Comparan los órganos de varias especies separándolos en dos grupos principales: los homólogos que son aquellos que tienen un mismo origen y están en una situación similar en el cuerpo, y los vestigiales que son aquellos que en unas especies están muy desarrollados y en otras está prácticamente desparecidos cuando no atrofiados.

Las embriológicas

Estudian la relación y semejanza de el desarrollo embriológico de varias especies.

Las taxonómicas

Clasifican a los seres vivos de hoy y estudian su semejanza de sucesión.

Las paleontológicas

Estudian los fósiles para “establecer líneas evolutivas de las especies”

Evolución del Hombre:


Diversas fueron las especies que unieron al hombre actual con los primeros homínido. Las especies que representaron verdaderos saltos evolutivos, es decir, verdaderos momentos de cambio, fueron las siguientes:

Australopithecus: fue el primer homínido bípedo (caminaba en dos patas y podía correr en terreno llano). Poseía mandíbulas poderosas y fuertes molares. Su cerebro tenía un volumen inferior a los 400 centímetros cúbicos. De aquí se deduce que el andar erguido se produjo mucho antes que la expansión del cerebro.

El primer australopithecus fue encontrado en la década de 1960 en África oriental.

Homo habilis: coexistiendo con el australopithecus apareció esta especie de homínidos. Tenían un cerebro más grande, alrededor de 700 centímetros cúbicos. Su característica más importante fue el cambio en su forma de alimentación: ya no sólo comían frutas y vegetales sino también animales. Actualmente los investigadores no están de acuerdo sobre si el homo habilis cazaba intencionalmente y fabricaba utensilios para hacerlo.

Homo erectus: algunos lo consideraron el representante directo del hombre, pero hoy se sabe que muchos austratopithecus anteriores poseían rasgos semejantes. Son los primeros homínidos que se distribuyeron ampliamente por la superficie del planeta, llegando hasta el sudeste y este de Asia. Poseían un cerebro mayor que el del homo habilis: alrededor de 800 centímetros cúbicos. Conocían el uso del fuego y fabricaron la primera hacha de mano. El primer homo erectus fue encontrado en java (Oceanía) a fines del siglo pasado. El hallazgo de restos de homínidos de esta especie en las cavernas de Pekín permitió la reconstrucción de algunos aspectos de su vida.

Homo sapiens: vivió en Europa, en África y en Asia. Los hallazgos arqueo­lógicos reflejan cambios importantes en el comportamiento de esta especie: utilización de instrumentos de piedra y hueso más trabajados, cambios en las for­mas de cazar, uso y dominio del fuego, empleo del vestido, aumento en el tamaño de las poblaciones, manifesta­ciones rituales y artísticas. El represen­tante del homo sapiens más antiguo es el hombre de Neanderthal (Alemania), y en tiempos más modernos, el hombre de CroMagnon (Francia).

Homo sapiens sapiens: Sus características físicas son las mismas que las del hombre actual. Su capacidad cerebral es de alrededor de 1400 centímetros cúbi­cos. Se cree que apareció en Europa hace alrededor de 40.000 años. El homo sapiens sapiens es el que protagonizó, a partir del año 10.000 a.C., cambios muy importantes en la organización económica y social, como las primeras formas de agricultura y domesticación de animales, y la vida en ciudades.

Según Darwin:

Postura o posición de la iglesia frente a las teorías evolutivas

Antes de que la geología se convirtiera en una ciencia, a principios del siglo XIX, tanto las religiones occidentales como los científico descontaban o condenaban de manera dogmática y casi unánime cualquier propuesta que implicara que la vida es el resultado de un proceso evolutivo.

La opinión científica comenzó a alejarse rápidamente de la interpretación literal de la Biblia.

Esto ha llevado a un duro conflicto entre la creación y evolución en la historia de la educación pública de este país, aunque actualmente más bien es un fenómeno local en algunos estados; ya que es obligatoria la enseñanza de la teoría de evolución. (aunque cabe destacar que también a afectado a otros países, por ejemplo, en el año 2005 en Italia hubo un intento de suspensión de la enseñanza de la teoría de la evolución).

En respuesta a la aceptación científica de la teoría de la evolución, muchos religiosos y filósofos han tratado de unificar los puntos de vista científico y religioso, ya sea de manera formal o informal; a través de un "creacionismo pro-evolución". Así por ejemplo algunos religiosos han adoptado un enfoque creacionista desde la evolución teísta o el creacionismo evolutivo, en donde Dios provee una chispa divina que inicia el proceso de la evolución, y (o) donde Dios creo el curso de la evolución.

En los países o regiones en los cuales de la mayoría de la población mantiene fuertes creencias religiosas, el creacionismo posee un atractivo mucho mayor que en los países donde la mayoría de la gente posee creencias seculares.

1 comentario:

oclololograron dijo...

dejo un comentario solo para agradecer el blog
ya q sacare partes de aqui para un trabajo

felicitaciones por el blog